Importancia del desayuno

¿Cuál es la impo...

Seguir leyendo


Identifique al huevo fresco

El huevo es uno de los aliment...

Seguir leyendo


$('#fade').cycle();
 

Antecedentes Históricos

 

En el año 1923 llega a la Ciudad de México el Señor Leib Füller, proveniente de Polonia y de oficio panadero, quien empieza a trabajar en una Panadería y 5 años más tarde se independiza rentando un horno en la Calle Academia en el Centro de la Ciudad de México, en donde elaboraba bizcochería Europea y algunos tipos de pan a base de harina de trigo. Para el año 1936, compra la propiedad ubicada en la Calle Casa del Niño # 63, actualmente Toribio Medina, en la cual construye su casa habitación y en la parte trasera de esta propiedad fabrica un horno de tabique de bóveda catalana para elaborar dos variedades de pan a base de harina de centeno. El primero de ellos lo llama Pan Negro y al segundo lo llama Pan de Centeno, ambos hechos a mano. Estos dos panes tuvieron gran aceptación en el mercado, se empezaron a vender sin empaque y sin rebanar, con gran éxito en salchichonerías y tiendas de abarrotes, realizando el abasto de estos puntos de ventas con ayuda de bicicletas.

Cuando se instalan en la Ciudad de México los autoservicios, entre ellos Sumesa y Central de Mercados, Sr. Leib Füller les ofrece estos dos productos, los cuales son aceptados y empiezan a producirse en mayor volumen. En esta época inicia un primer crecimiento importante para la empresa que estaba naciendo, llevándola a la adquisición de un horno de columpio, a la contratación de más personal y a la compra de un vehículo automotor para el reparto de pan.

En el año de 1965 el Señor Leib Füller, le transfiere la responsabilidad de dirigir la empresa a uno de sus hijos, el Señor David Füller. Al cabo de 5 años logra la adquisición de maquinaria, obteniendo con esto un aumento en el volumen de producción, abriendo nuevos mercados y llevándolo también al desarrollo de nuevos productos entre los que se incluyen el Pan Negro Mediano y Pan Centeno Mediano, pero ahora rebanados, también se encuentra el Pan Negro Rústico, el Pan Negro Botana, el Pan Centeno Botana, la Botana tipo Melba, entre otros. Con el paso del tiempo el Señor David Füller también se dio a la tarea de modernizar los empaques y logos de los productos Fiiller®. En esta época es en donde se vive el segundo crecimiento considerable para la empresa que el día de hoy conocemos como Pan Fiiller, S.A. de C.V.

Actualmente Pan Fiiller, S.A. de C.V., tiene presencia en más de 400 puntos de venta a nivel nacional, la mayor parte de las entregas se realizan directo en tienda, con vehículos propios y cubriendo zonas que abarcan el Distrito Federal, Morelos, Querétaro, Puebla, Estado de México y Guadalajara.

En Pan Fiiller S.A. de C.V., mantenemos procesos artesanales de panificación adaptándolos a las exigencias del mercado que incluyen entre otras, certificación Kosher y certificaciones ISO.